16 tipos más comunes de hacks y prevención

Aquí hay un vistazo a los tipos más comunes de hacks y cómo prevenirlos. Además, encuentre respuestas a preguntas populares sobre el tema.

Uno de los mayores problemas en esta era dominada por Internet es la seguridad. Los piratas informáticos siempre buscan exploits y formas de aprovechar las lagunas de seguridad para atacar. En este artículo, veremos los tipos de hacks más comunes y cómo puedes protegerte.

¿Qué es hackear?

La piratería se refiere a la práctica de obtener acceso no autorizado a una computadora o red para robar, alterar o destruir datos o información.

Los piratas informáticos utilizan diversas técnicas y herramientas para obtener acceso a sistemas y redes, y existen muchos tipos diferentes de ataques que pueden utilizar.

Tipos de hacks más comunes y prevención

Estos son algunos de los tipos de hacks más comunes:

1. Malware

Malware, abreviatura de software malicioso, es un término utilizado para describir cualquier software diseñado para dañar o explotar un sistema informático. Hay muchos tipos diferentes de malware, incluidos virus, ransomware, spyware y adware. El malware a menudo se propaga a través de archivos adjuntos de correo electrónico o enlaces a sitios web maliciosos.

Una vez que una computadora ha sido infectada con malware, puede usarse para realizar una amplia gama de actividades maliciosas. Por ejemplo, el malware se puede utilizar para robar información confidencial, como credenciales de inicio de sesión o información financiera, o para lanzar ataques a otros sistemas informáticos. El malware también se puede usar para deshabilitar o interrumpir el funcionamiento normal de una computadora, o para extorsionar a la víctima mediante el cifrado de sus archivos y exigiendo el pago a cambio de la clave de descifrado.

Para protegerse contra malware, es importante utilizar un software de seguridad que se actualice regularmente para protegerse contra las amenazas más recientes. Además, los usuarios deben tener cuidado al abrir archivos adjuntos de correo electrónico o hacer clic en enlaces de fuentes desconocidas, y deben evitar descargar software de sitios web que no sean de confianza. Siguiendo estos sencillos pasos, las personas y las organizaciones pueden reducir en gran medida el riesgo de ser víctimas de un ataque de malware.

2. Suplantación de identidad

Un hack de phishing es un tipo de ataque cibernético en el que el atacante intenta engañar a la víctima para que proporcione información confidencial, como credenciales de inicio de sesión o información financiera, haciéndose pasar por una entidad confiable. Esto generalmente se hace a través de correo electrónico, redes sociales u otras plataformas en línea.

El atacante puede usar un sitio web falso o una dirección de correo electrónico que parezca legítima para engañar a la víctima. Una vez que la víctima ha ingresado su información confidencial, el atacante puede usarla para sus propios fines maliciosos, como el robo de identidad o el fraude financiero.

Las mejores formas de protegerse contra el Phishing son verificar siempre y asegurarse de que está navegando en un sitio web auténtico, evitar abrir correos electrónicos no solicitados y usar autenticación de dos factores. Y nunca olvide revisar el correo electrónico del remitente para asegurarse de que sea oficial.

3. Inyección de SQL

La inyección SQL es un tipo de ataque cibernético en el que un atacante inyecta un código malicioso en la base de datos de un sitio web, lo que le permite acceder, modificar o eliminar información confidencial. Esto generalmente se hace agregando un código malicioso en los campos de entrada del usuario, como un formulario de inicio de sesión, para engañar al sitio web para que ejecute el código como si fuera legítimo.

Para protegerse contra ataques de inyección SQL, es importante validar y desinfectar adecuadamente todas las entradas del usuario antes de pasarlas a la base de datos. Esto se puede hacer mediante declaraciones preparadas o consultas parametrizadas, que garantizan que la entrada se trate como datos en lugar de código. También es importante utilizar contraseñas seguras y únicas para la base de datos y actualizar periódicamente el software y los parches de seguridad del sitio web.

4. Hombre en el medio (MITM)

Un hack man-in-the-middle (MITM) es un tipo de ciberataque en el que el atacante intercepta y altera las comunicaciones entre dos partes. Esto normalmente se hace colocando el dispositivo del atacante entre las dos partes y redirigiendo sus comunicaciones a través del dispositivo del atacante. Esto permite que el atacante vea y potencialmente modifique las comunicaciones entre las dos partes sin su conocimiento.

Los ataques MITM pueden ser difíciles de detectar, ya que es posible que las partes involucradas en la comunicación no se den cuenta de que sus mensajes están siendo interceptados y alterados.

Para protegerse contra los ataques MITM, es importante utilizar encriptación y protocolos de comunicación seguros siempre que sea posible.

Esto hace que sea mucho más difícil para un atacante interceptar y alterar la comunicación sin ser detectado. También es importante tener cuidado al usar redes Wi-Fi públicas y evitar acceder a información confidencial a través de conexiones no seguras.

5. Denegación de servicio (DoS)

Un ataque de denegación de servicio (DoS) es un tipo de ataque cibernético en el que el atacante intenta hacer que un sitio web o recurso de red no esté disponible para los usuarios.

Esto generalmente se hace abrumando el sitio web o la red con tráfico, evitando efectivamente que los usuarios legítimos accedan al recurso. Los ataques DoS pueden ser muy disruptivos y pueden causar un daño financiero significativo a las organizaciones afectadas.

Para protegerse contra ataques DoS, es importante contar con medidas sólidas de seguridad de la red, como firewalls y sistemas de detección de intrusos. Estos pueden ayudar a identificar y bloquear el tráfico sospechoso antes de que pueda abrumar el sitio web o la red.

También es importante contar con un ancho de banda y una infraestructura adecuados para manejar grandes cantidades de tráfico, ya que esto puede ayudar a evitar que el sitio web o la red se vean abrumados. La actualización regular del software y los parches de seguridad también pueden ayudar a protegerse contra los ataques DoS, ya que a menudo pueden aprovechar las vulnerabilidades del software obsoleto.

6. Denegación de servicio distribuida (DDoS)

Un ataque de denegación de servicio distribuido es similar a un ataque DoS, pero implica el uso de varias computadoras o dispositivos para generar el tráfico.

El atacante utiliza varios dispositivos, a menudo distribuidos en diferentes ubicaciones, para atacar simultáneamente un sitio web o un recurso de red.

Esto permite que el atacante genere una cantidad de tráfico mucho mayor de lo que sería posible con un solo dispositivo, lo que dificulta que el sitio web o la red se defiendan contra el ataque. Los ataques DDoS pueden ser muy disruptivos y pueden causar un daño financiero significativo a las organizaciones afectadas.

Para protegerse contra ataques DDoS, debe contar con buenas medidas de seguridad de la red, como firewalls y sistemas de detección de intrusos. Estos pueden ayudar a identificar y bloquear el tráfico sospechoso antes de que pueda abrumar el sitio web o la red.

También es importante contar con un ancho de banda y una infraestructura adecuados para manejar grandes cantidades de tráfico, ya que esto puede ayudar a evitar que el sitio web o la red se vean abrumados.

Además, el uso de un servicio de protección DDoS puede ayudar a absorber y desviar el tráfico entrante, lo que dificulta mucho más que el atacante tenga éxito. Un buen ejemplo es Cloudflare.

7. Descifrado de contraseñas

El descifrado de contraseñas es una técnica utilizada por los atacantes para obtener acceso no autorizado a un sistema informático o una cuenta en línea. Esto generalmente se hace mediante el uso de un software especializado para adivinar o "descifrar" la contraseña, ya sea probando una lista predeterminada de contraseñas comunes o utilizando métodos más avanzados, como ataques de diccionario o ataques de fuerza bruta.

Para protegerse contra el descifrado de contraseñas, es importante utilizar contraseñas seguras y únicas para cada una de sus cuentas. Esto significa usar una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales, y evitar el uso de palabras o frases comunes.

También es una buena idea usar un administrador de contraseñas para ayudarlo a generar y almacenar contraseñas únicas y seguras. Además, cambiar regularmente sus contraseñas puede ayudar a proteger aún más sus cuentas, ya que esto hace que sea más difícil para los atacantes descifrar su contraseña utilizando listas predeterminadas u otros métodos.

8. Hazaña de día cero

Un exploit de día cero es un tipo de ataque cibernético que aprovecha una vulnerabilidad previamente desconocida en un sistema informático o aplicación de software. Esto significa que la vulnerabilidad no se ha divulgado públicamente ni se ha parcheado y, por lo tanto, el sistema o la aplicación son vulnerables a los ataques. Los exploits de día cero pueden ser particularmente peligrosos, ya que pueden ser difíciles de detectar y pueden permitir que el atacante obtenga acceso al sistema o aplicación sin el conocimiento del usuario.

Para protegerse contra exploits de día cero, es importante mantener todo el software y los sistemas actualizados con los parches de seguridad más recientes.

Esto puede ayudar a cerrar cualquier vulnerabilidad conocida y dificultar que los atacantes las exploten. También es importante utilizar software de seguridad, como antivirus y sistemas de detección de intrusos, para ayudar a identificar y bloquear posibles ataques de día cero.

Además, hacer una copia de seguridad de sus datos con regularidad puede ayudar a minimizar el impacto de un exploit de día cero exitoso, ya que podrá restaurar sus datos desde la copia de seguridad si es necesario.

9. Cebo y cambio

El cebo y el cambio es una táctica de estafa común en la que el atacante atrae a la víctima a una situación con la promesa de algo atractivo, pero luego cambia los términos del trato en el último minuto en perjuicio de la víctima. Esto se puede hacer de varias maneras, pero el denominador común es que la víctima es engañada haciéndole creer que está obteniendo una cosa, cuando en realidad está obteniendo algo completamente diferente.

Un ejemplo de una estafa de cebo y cambio es una lista de trabajo falsa. El atacante puede anunciar un trabajo bien remunerado con excelentes beneficios, pero cuando la víctima se presenta a la entrevista, se le dice que el trabajo en realidad está basado en una comisión y que los beneficios no son tan buenos como los anunciados. Otro ejemplo es una venta en línea falsa, en la que el atacante anuncia un producto a un precio con un gran descuento, pero cuando la víctima intenta comprar el producto, se le dice que está agotado y, en cambio, se le ofrece un producto más caro.

Para proteger contra el cebo y el cambio estafas, es importante tener cuidado con las ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Siempre investigue y verifique la legitimidad de la oferta antes de dar información personal o enviar dinero.

También es una buena idea tener cuidado con las ofertas no solicitadas, especialmente aquellas que llegan a través de correo electrónico o redes sociales, ya que los atacantes suelen utilizarlas para atacar a las víctimas. Si sospecha que puede haber caído en una estafa de cebo y cambio, comuníquese con las autoridades correspondientes y tome medidas para proteger su información personal.

10. Robo de galletas

El robo de cookies, también conocido como secuestro de sesión, es un tipo de ataque cibernético en el que el atacante roba la cookie de sesión de inicio de sesión de la víctima y la usa para obtener acceso no autorizado a las cuentas en línea de la víctima. Las cookies son pequeños fragmentos de datos que se envían desde un sitio web al navegador web del usuario y se almacenan en la computadora del usuario. A menudo se utilizan para almacenar información de inicio de sesión, de modo que el usuario no tenga que ingresar su nombre de usuario y contraseña cada vez que visita el sitio web.

Para robar una cookie, el atacante primero necesita encontrar una manera de acceder a la computadora de la víctima, como enviar a la víctima un archivo adjunto de correo electrónico malicioso o explotar una vulnerabilidad en el navegador web de la víctima. Una vez que el atacante tiene acceso a la computadora de la víctima, puede buscar la cookie de sesión de inicio de sesión y copiar su valor. Luego pueden usar este valor para hacerse pasar por la víctima y obtener acceso a las cuentas de la víctima.

Para protegerse contra el robo de cookies, es importante usar contraseñas seguras y únicas para cada una de sus cuentas en línea y evitar usar la misma contraseña en varias cuentas. Además, debe actualizar regularmente su navegador web y otro software, ya que esto puede ayudarlo a protegerse contra las vulnerabilidades que los atacantes pueden intentar aprovechar. Finalmente, debe tener cuidado al acceder a sus cuentas en línea a través de redes Wi-Fi públicas, ya que los atacantes pueden monitorearlas fácilmente.

11. Robo de clics

El clickjacking es un tipo de ataque cibernético en el que el atacante engaña a la víctima para que haga clic en un botón o enlace que tiene una función diferente a la esperada por la víctima. Esto se suele hacer mediante el uso de imágenes transparentes o superpuestas para disfrazar el verdadero destino del botón o enlace.

Por ejemplo, el atacante puede colocar una imagen transparente de un botón de "reproducir" sobre un enlace a un sitio web malicioso, engañando a la víctima haciéndole creer que está haciendo clic en un reproductor de video cuando en realidad está visitando el sitio web malicioso.

Para protegerse contra el secuestro de clics, es importante tener cuidado al hacer clic en botones o enlaces, especialmente aquellos que provienen de fuentes desconocidas o no confiables. También debe evitar hacer clic en enlaces o botones que aparecen fuera de lugar o que no parecen coincidir con el contenido de la página.

Además, puede usar complementos o extensiones del navegador web que pueden ayudar a identificar y bloquear posibles intentos de secuestro de clics. Finalmente, debe actualizar regularmente su navegador web y otro software para asegurarse de que tiene los últimos parches de seguridad y protecciones contra el secuestro de clics y otros ataques cibernéticos.

12. Registrador de teclas

Un keylogger es un tipo de software o hardware que registra las teclas que se presionan en un teclado. Esta información puede ser utilizada por un atacante para conocer las credenciales de inicio de sesión, las contraseñas y otra información confidencial de una persona. Los keyloggers pueden instalarse en la computadora de una persona sin su conocimiento, a menudo mediante el uso de malware u otro software malicioso.

Para protegerse contra los ataques de keylogger, es importante usar contraseñas seguras y únicas para cada una de sus cuentas en línea y evitar usar la misma contraseña en varias cuentas.

Además, debe actualizar regularmente su software antivirus y ejecutar análisis para identificar y eliminar cualquier malware u otro software malicioso que pueda estar instalado en su computadora. También puede usar un teclado virtual para ingresar sus contraseñas, ya que esto puede dificultar que un registrador de teclas capture sus pulsaciones de teclas.

Finalmente, debe tener cuidado al descargar e instalar software de fuentes desconocidas o no confiables, ya que a menudo puede ser una forma de que los atacantes instalen registradores de pulsaciones de teclas en su computadora.

13. Ataque de puerta trasera

Una puerta trasera es un punto de entrada oculto a un sistema informático o aplicación de software que el desarrollador crea intencionalmente. Este punto de entrada se puede utilizar para obtener acceso al sistema o aplicación sin pasar por los procesos de autenticación habituales.

Los desarrolladores suelen utilizar las puertas traseras para proporcionarse una forma de acceder al sistema o la aplicación en caso de emergencia, pero los atacantes también pueden aprovecharlas para obtener acceso no autorizado.

Para protegerse contra ataques de puerta trasera, es importante actualizar periódicamente el software y el sistema operativo para asegurarse de que se cierran las puertas traseras conocidas. También debe usar software de seguridad, como antivirus y sistemas de detección de intrusos, para ayudar a identificar y bloquear cualquier intento de acceder al sistema o aplicación a través de una puerta trasera.

Además, debe tener cuidado al descargar e instalar software de fuentes desconocidas o no confiables, ya que a menudo puede ser una forma de que los atacantes instalen puertas traseras en su sistema. Finalmente, debe evitar el uso de software o aplicaciones que tengan puertas traseras conocidas o sospechosas, ya que esto puede dejar su sistema o sus datos vulnerables a ataques.

14. Ataque de fuerza bruta

Un ataque de fuerza bruta es un tipo de ataque cibernético en el que el atacante intenta adivinar una contraseña u otras credenciales de inicio de sesión probando sistemáticamente todas las combinaciones posibles de caracteres. Esto generalmente se hace usando un software especializado que puede generar y probar automáticamente una gran cantidad de combinaciones en un corto período de tiempo. Los ataques de fuerza bruta pueden ser efectivos, pero también pueden consumir mucho tiempo y pueden ser detectados por los sistemas de seguridad.

Para protegerse contra ataques de fuerza bruta, es importante utilizar contraseñas seguras y únicas para cada una de sus cuentas en línea. Esto significa usar una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales, y evitar el uso de palabras o frases comunes.

También es una buena idea usar un administrador de contraseñas para ayudarlo a generar y almacenar contraseñas únicas y seguras. Además, cambiar regularmente sus contraseñas puede ayudar a proteger aún más sus cuentas, ya que esto hace que sea más difícil para los atacantes descifrar su contraseña utilizando métodos de fuerza bruta.

Finalmente, debe tener cuidado al ingresar sus credenciales de inicio de sesión en sitios web desconocidos o no confiables, ya que es más probable que sean objeto de ataques de fuerza bruta.

15. Suplantación de DNS

La suplantación de DNS, también conocida como envenenamiento de caché de DNS, es un tipo de ataque cibernético en el que el atacante engaña a un servidor DNS (Sistema de nombres de dominio) para que dirija a los usuarios a un sitio web malicioso en lugar del sitio web deseado. Esto generalmente se hace enviando al servidor DNS registros DNS falsos que asocian el sitio web malicioso con el nombre de dominio del sitio web previsto. Cuando un usuario intenta visitar el sitio web deseado, el servidor DNS lo envía al sitio web malicioso, lo que permite al atacante robar información confidencial o infectar el dispositivo del usuario con malware.

Para protegerse contra ataques de suplantación de DNS, es importante utilizar servidores DNS seguros que sean menos susceptibles a los intentos de suplantación de identidad. También puede utilizar los servicios de filtrado de DNS, que pueden ayudar a identificar y bloquear sitios web maliciosos comparando sus registros de DNS con sitios web seguros conocidos.

Además, debe actualizar regularmente su sistema operativo y otro software para asegurarse de tener los últimos parches de seguridad y protecciones contra la falsificación de DNS y otros ataques cibernéticos. Finalmente, debe tener cuidado al ingresar información confidencial, como credenciales de inicio de sesión o información financiera, en sitios web desconocidos o poco confiables, ya que es más probable que estos sean objeto de ataques de suplantación de DNS.

16. Publicidad maliciosa

La publicidad maliciosa es un tipo de ciberataque en el que el atacante utiliza redes publicitarias para enviar anuncios maliciosos a los usuarios. Estos anuncios pueden contener código oculto que, cuando se hace clic en él o se interactúa con él, puede descargar malware en el dispositivo del usuario o redirigirlo a un sitio web malicioso. La publicidad maliciosa puede ser difícil de detectar, ya que los anuncios a menudo parecen legítimos y se entregan a través de redes publicitarias confiables.

Para protegerse contra ataques de publicidad maliciosa, es importante utilizar redes publicitarias acreditadas y confiables, ya que es menos probable que se utilicen para enviar anuncios maliciosos. También debe actualizar regularmente su navegador web y otro software para asegurarse de tener los últimos parches de seguridad y protecciones contra la publicidad maliciosa y otros ataques cibernéticos.

Además, debe tener cuidado al hacer clic en anuncios, especialmente aquellos que provienen de fuentes desconocidas o no confiables, ya que es más probable que contengan código malicioso. Finalmente, debe usar software de seguridad, como antivirus y sistemas de detección de intrusos, para ayudar a identificar y bloquear posibles intentos de publicidad maliciosa.

Conclusión

En general, estos son algunos de los tipos más comunes de piratería que utilizan los atacantes para obtener acceso a sistemas y redes. Es importante que las personas y las organizaciones sean conscientes de este tipo de ataques y tomen medidas para protegerse de ellos.

Preguntas Frecuentes

¿Cuáles son los diferentes tipos de piratas informáticos?

Hay varios tipos diferentes de piratas informáticos, cada uno con sus propias motivaciones y métodos. Algunos tipos comunes de piratas informáticos incluyen:

1. Hackers de sombrero blanco, que son hackers éticos que usan sus habilidades para identificar y ayudar a corregir vulnerabilidades en los sistemas informáticos.

2. Hackers de sombrero negro, que son delincuentes que usan sus habilidades de piratería para beneficio personal o para causar daño.

3. Hackers de sombrero gris, que se encuentran en algún lugar entre los hackers de sombrero blanco y negro, y pueden usar sus habilidades para buenos y malos propósitos.

4. Guiones para niños, que son piratas informáticos sin experiencia que utilizan herramientas y scripts preexistentes para llevar a cabo ataques, a menudo sin entender cómo funcionan.

5. Hackers del estado-nación, que son patrocinados por los gobiernos para llevar a cabo operaciones de ciberespionaje o ciberguerra.

Si bien todos los piratas informáticos utilizan técnicas similares, sus motivaciones y objetivos pueden ser muy diferentes. Algunos piratas informáticos pueden estar motivados por el dinero, mientras que otros pueden estar motivados por creencias políticas o ideológicas. Incluso otros pueden estar motivados por el desafío de entrar en un sistema o por la notoriedad que conlleva ser un hacker exitoso.

¿Qué tipos de piratería son legales?

La piratería ética, también conocida como piratería de sombrero blanco, se realiza legalmente.

Fuera de la piratería ética, en general, la piratería es ilegal. La piratería es el acceso no autorizado o el control de una computadora o red. Es un delito penal que puede dar lugar a penas severas, como multas y prisión.

Equipo Editorial

Equipo Editorial

El equipo editorial está formado por expertos que aportan su experiencia para empoderar a los lectores de TargetTrend. Siga en Twitter a través de @TargetTrend

Artículos: 17

Recibe cosas tecnológicas

Tendencias tecnológicas, tendencias de inicio, reseñas, ingresos en línea, herramientas web y marketing una o dos veces al mes

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Las areas obligatorias están marcadas como requeridas *